Probablemente habéis escuchado el término “big data” al menos una vez en los últimos años. Y probablemente lo asociéis al concepto de alta tecnología que utilizan las grandes corporaciones, lo cual no deja de ser cierto, pero gracias a la gran cantidad de software disponible hoy en día, hace posible que cada vez sean más las empresas de todos los tamaños que pueden diseñar e implementar sus propias estrategias de big data.

Big data para analizar tendencias, patrones, relaciones

El término “big data” generalmente se refiere a cualquier gran cantidad de información electrónica que, con el hardware y el software adecuados, puede analizarse para identificar tendencias, patrones y relaciones.

Especialmente para las empresas, puede ayudar a comprender y predecir mejor el comportamiento de los clientes, específicamente tendencias de compra (ascendente y descendente) y qué productos o servicios pueden estar buscando los clientes. Pero los macrodatos también pueden brindar información valiosa en el área de recursos humanos, lo que le ayudará a comprender mejor a los empleados y le permitirá ajustar su programa de beneficios.

Piense en los grandes datos como la función de recomendación de productos en Amazon. Al comprar cualquier cosa a través del sitio o la aplicación, los clientes reciben una lista de otros artículos en los que también pueden estar interesados. Estas recomendaciones se generan a través de un proceso de software que adivina, basándose en datos históricos, las preferencias del consumidor. Estas mismas herramientas de software también pueden hacer predicciones sobre otros aspectos de su negocio, desde el rendimiento de las ventas hasta el retorno de la inversión.

Big data y sus aplicaciones

Aquí hay un par de áreas específicas donde Big Data puede ayudar a mejorar las empresas:

Ventas. Muchas empresas todavía se adhieren al embudo de ventas comprobado que incluye las diversas etapas de prospección, evaluación, calificación y cierre. La superposición de grandes conjuntos de datos de comportamiento del consumidor sobre la base de datos de sus clientes puede permitirle llegar a conclusiones sobre la forma más efectiva de cerrar un trato con sus clientes potenciales.

La gestión del inventario. Si su empresa ha existido por un tiempo, puede pensar que conoce su inventario bastante bien, ¿pero es cierto realmente? Con Big Data, es posible que pueda determinar y predecir mejor qué elementos tienden a desaparecer demasiado rápido y cuáles ocupan demasiado espacio.

Big data para la planificación y optimización

Big Data ya no es nuevo. Pero continúa evolucionando con el uso generalizado de la computación en la nube, que permite a las empresas de cualquier tamaño almacenar y analizar en forma segura grandes cantidades de datos en línea.

Como cabía esperar, Google no se ha quedado atrás y ofrece soluciones para empresas en Google Cloud Platform, un sitio para que podáis husmear los apasionados de las nuevas tecnologías. ;-).

Si te gusta este contenido, ¡lo puedes compartir en tus redes sociales!